625 82 22 04 - 609 55 55 14

Mitos sobre el amor de pareja

Los polos opuestos se atraen y se complementan entre sí

Autora: María Beltrán

 

A día de hoy todavía existen muchos mitos sobre el amor de pareja, pero ¿qué son los mitos de pareja?

Por mitos en las relaciones de pareja entendemos las creencias u opiniones sobre cosas que debemos hacer o pensar para que nuestra relación de pareja sea mejor y más satisfactoria.

Los mitos sobre el amor de pareja son creencias generalizadas a gran parte de la sociedad. Además, están representadas en la literatura, la música y las películas…

Es por eso que eliminar estos mitos y sus consecuencias negativas, es una tarea, cuanto menos, complicada.

Mitos sobre el amor de pareja en la música: un ejemplo

Una forma muy sencilla de revisar los mitos sobre el amor de pareja es analizar el mensaje de algunas canciones.

Su contenido llega a nosotros de forma casi inconsciente, melódicamente, sutil… sin embargo, puede terminar calando.

Vamos a ver un ejemplo con una canción, esperamos, muy conocida:   

 

“[…] Tú dices blanco, yo digo negro

Tú dices voy y yo digo vengo

Miro la vida en color y tú en blanco y negro […]

[…] Te regalo mi amor, te regalo mi vida

A pesar del dolor, eres tú quien me inspira

No somos perfectos, sólo polos opuestos

Te amo con fuerza, te odio a momentos […]”

 

Seguro que no es la primera vez que escuchas que los polos opuestos se atraen, y es que en nuestra cultura es una creencia que está arraigada con fuerza y que influye en las personas a la hora de conocer gente, buscar pareja…

Entonces, ¿por qué nos gusta lo opuesto a nosotros?, ¿quizás porque lo desconocido nos atraiga?, ¿curiosidad?, ¿búsqueda de sensaciones nuevas?

La verdad es que no lo sabemos muy bien, pero, aun así, sucede.

De hecho, lo que sí sabemos, es que esa persona en concreto nos ha llamado la atención, nos ha gustado.

Es por eso que, muy probablemente, veamos con mejores ojos sus opiniones y gustos que si no nos resultase atrayente.

Bajo esta nueva luz con la que miramos a la otra persona, las cosas opuestas empiezan a verse como deseables, e incluso complementarias y enriquecedoras para nosotros mismos.

Entonces, ¿por qué es un mito del amor romántico de polos opuestos?

Las dificultades que surgen de estas diferencias no aparecen al inicio de una relación. Es más, como ya hemos dicho antes, pueden parecernos hasta atractivas.

Sin embargo, las dificultades surgen cuando dejamos de idealizar a la otra persona y desaparece la “luz rosa” inicial.

Así, comienzan a surgir conflictos antes inexistentes y empezamos a darnos cuenta del error del mito de los opuestos.

Esto es, creer que, a largo plazo, una relación con alguien totalmente diferente a ti podrá sostenerse es incluso infantil.

Llegados a este punto, es importante aclarar que cuando nos referimos a polos opuestos no nos referimos a que un miembro de la pareja sea un fan incondicional de los Stark, y el otro miembro lo sea de los Lannister, sino que los valores, preferencias, expectativas y planes de futuro de cada uno sean radicalmente diferentes y/o incompatibles.

Como hemos visto con el ejemplo de la canción que hemos puesto al inicio del artículo, Malú ya nos lo adelantaba:

“[…] Te amo con fuerza, te odio a momentos”.

Cómo afectan los polos en las parejas

Las parejas que denominamos polos opuestos tienen un riesgo de ruptura a medio/largo plazo muy superior al de otras parejas. Esto es así porque el malestar que se genera en los conflictos será prácticamente permanente.

Por el contrario, parejas cuyos gustos, valores… son muy parecidos, tendrán un riesgo de ruptura mucho menor. Esto se debe a que la tensión generada entre ellos será menor y la convivencia será mucho más satisfactoria.

Así, con el paso del tiempo, las posibles pequeñas diferencias del principio se irán limando hasta casi desaparecer.

Por último, nos podemos encontrar con parejas cuyos miembros comparten diferentes aspectos, pero difieren en otros.

Este tipo de unión da lugar a un aprendizaje conjunto y al descubrimiento de nuevas experiencias.

Esto puede desencadenar en nuevos gustos y/o valores que fortalecen la pareja, y hacen que la probabilidad de satisfacción y de duración de la pareja sea muchísimo mayor que en los casos anteriores.

Qué podemos aprender al desmontar este mito

Tras repasar uno de los grandes mitos sobre relaciones de pareja (la atracción de los opuestos), llegamos una conclusión Importante:

Para que la relación sea satisfactoria la clave es buscar a una persona “compatible” con nosotros.

Es decir, alguien que comparta las cosas a las que le damos valor y que, a la vez, difiera en otras no tan relevantes, nos permitirá crecer y desarrollarnos a ambos, tanto de forma individual como en pareja.

Debemos recordar por tanto que tener diferencias puede ser enriquecedor siempre y cuando sepamos llevarlas y no sean esenciales.

Si necesitas ayuda para aprender a manejar las diferencias con tu pareja, pon tu relación en manos de profesionales. La terapia de pareja puede seros de mucha ayuda en estos casos.

No dejes pasar más tiempo, reserva tu primera visita gratuita aquí mismo.